Día Universal de los niños y las niñas

Día Universal de los niños y las niñas

La Organización de las Naciones Unidas (NNUU) establece el 20 de noviembre como el Día Universal de los niños y las niñas en conmemoración a la aprobación de la Declaración de los derechos del Niño en 1959 y de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989. El impulso de esta celebración es reconocer los derechos a la salud, a la educación, a la protección y la mejora de la calidad de vida de todos los niños y niñas del mundo.

Los beneficiarios son los menores
La Fundación Probitas también se une a la celebración de este día recordando que los menores son un colectivo desprotegido y que se necesita seguir luchando para que todos los niños y las niñas tengan el derecho a la salud, a la educación y a la protección garantizados.

Los niños y niñas son los principales beneficiarios de los programas que lleva a cabo la Fundación. Concretamente, a través del programa de Refuerzo a la Alimentación Infantil (RAI) ya son más de 17.000 menores que han recibido apoyo nutricional durante el curso escolar y, además, han podido participar en actividades socioeducativas (que incluyen deporte, ocio, diversión y actividades relacionadas con los hábitos saludables).

Pero no sólo los menores de aquí (de Cataluña y de otras zonas del Estado) se benefician de los proyectos de Probitas, sino que fuera de las fronteras, la Fundación también apoya programas que tienen por finalidad ofrecer el acceso la salud a aquellas comunidades más desfavorecidas, entre las que se encuentran niños y niñas nacidos en poblaciones sin recursos. El papel de Probitas en estos proyectos es dotar a los laboratorios de los centros de salud y también los hospitales con herramientas y materiales que puedan trabajar adecuadamente y adaptarse a las necesidades médicas/sanitarias de cada población.

Como los niños y las niñas son los principales beneficiarios de la Fundación, Probitas también apoya proyectos de cooperación internacional que quieren garantizar unas mejores condiciones en el acceso a los recursos básicos como el agua, el saneamiento, la salud y la nutrición.

De este modo, Probitas pone su granito de arena para transferir experiencia, recursos y conocimiento mediante la realización de proyectos que tienen por finalidad contribuir, desde diferentes vertientes, la mejora del bienestar y la calidad de vida de los niños de todo el mundo y de sus comunidades.