Publicador de contenidos

Fundación Probitas Apoya las Comidas Escolares de WFP en Líbano

Fundación Probitas Apoya las Comidas Escolares de WFP en Líbano

WFP y la Fundación Probitas apoyan a más de 550 niños y niñas en las escuelas de Líbano, a través de comidas escolares que mejoran su estado nutricional y reducen el absentismo escolar.
 
Esta nueva alianza procura la asistencia a las comunidades que llevan mucho tiempo refugiadas en el territorio libanés.
 
Con motivo del Día del Niño, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP por sus siglas en inglés) y la Fundación Probitas hacen pública su reciente alianza para que 550 estudiantes de primaria – sirios y libaneses  –  reciban comidas escolares en Líbano durante todo un curso escolar.
 
"Nuestro objetivo es que las niñas y los niños permanezcan en la escuela y completen su educación primaria. Las comidas escolares contribuyen a reducir el hambre a corto plazo y a mejorar la alimentación tanto de los menores refugiados sirios, como de los escolares libaneses", ha señalado Antonio Salort-Pons, jefe de oficina de WFP en Madrid.
 
WFP trabaja con el Ministerio de Educación de Líbano para que 10.000 estudiantes de primaria reciban comidas escolares en todo el país. La escuela primaria donde se distribuirán las comidas escolares financiadas por la Fundación Próbitas tiene un sistema de dos turnos. El turno de mañana es para menores libaneses, sirios y de otras nacionalidades, mientras que el turno de tarde es sólo para refugiados. 
 
La Fundación Probitas y WFP iniciaron su colaboración durante la crisis del ébola, para transportar a Liberia un centro modular de donación de plasma. "Una acogida digna y la atención integral a los refugiados es una responsabilidad de todos. Las ONGs estamos ayudando pero  los Estados no pueden seguir mirando hacia otro lado", explica Marta Segú, Directora de la Fundación Próbitas. "Una estrategia coordinada es imprescindible para dar respuesta a este drama humanitario".
 
El conflicto en Siria se prolonga ya por más de cinco años y representa un reto cada vez más complejo a nivel global, con un número de refugiados sin precedentes en la región. Líbano acoge a más de un millón de refugiados sirios, lo que supone un cuarto de su población total. La estancia prolongada de estos refugiados representa retos para la comunidad libanesa de acogida en el acceso a servicios básicos, como la educación.

link_newletter

 

Subscribe to our newsletter