Publicador de contenidos

Mejora del tratamiento de la diabetes entre los refugiados palestinos en Jordania

Mejora del tratamiento de la diabetes entre los refugiados palestinos en Jordania

Jordania, al igual que otros paises de renta media, se encuentra en una transición epidemiològica que se caracteritza por un incremento de enfermedades crónicas, com el cancer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas.

Únicamente estas enfermedades y los casos de cancer, ya suponen la mitad de las muertes anuales en el país. Los hábitos de consumo, la alimentación, el sedentarismo y un deficiente diagnóstico preventivo, contribuyen a augmentar los riesgos para la salud pública.

Según el Ministerio de Salud jordano, que también aglutina los datos de los servicios de salud de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos UNRWA, las 10 principales causas de mortalidad corresponden a problemes metabólicos y endocrinos, entre los cuales se encuentra la diabetes.

En este contexto, la Fundación Probitas y UNRWA han unido esfuerzos para implementar un proyecto dirigido a fortalecer los Servicios de salud para la población refugiada de palestina en Jordania. El objetivo es mejorar los servicios de prevención, detección y seguimiento de enfermedades crónicas, especialmente de la diabetes, mediante la utilización de nuevas metodologías de diagnóstico, a través de la hemoglobina glicosilada, y la formación del personal de laboratorio de UNRWA.

A través de un convenio de colaboración, la Fundación Probitas colabora con UNRWA con 50.000 euros durante 12 mesos. El proyecto  se inició el 29 de noviembre de 2013. Concretamente, en dos campos de refugiados: uno cerca de la ciudad de Amán conocido como New Camp o Wihdat y otro al norte del país, llamado Irbid, donde se concentra el 22% de la población refugiada que sufre diabetes.

Una de las ventajas que ofrece esta nueva tècnica es que el paciente no necesita estar en ayuno, hecho que aumenta la fiabilidad de las pruebas y resulta más operativo en términos de eficiencia y gestión. Esto da lugar a un seguimiento más sistemático del paciente y una mejor identificación de los casos para poder dar un tratamiento ajustado a las condiciones de salud.

La implementación de este proyecto  para UNRWA, era de "suma importancia" ya que, cada vez más, el país esta acogiendo a los refugiados de Palestina que vivían en Síria  y que huyen del país en busca de seguridad en Jordania. Como  consecuencia, los servicios de salud que cubre UNRWA en este país han de redoblar esfuerzos. Por ello, "la contribución de la Fundación Probitas en este sentido es fundamental", afirma la técnica de Emergencia, Ayuda humanitaria y Desarrollo Lorena Gamito.

Resultados del proyecto

Después de un año de proyecto, los datos hablan por si solos. Actualmente hay cerca de 4.000 pacientes diagnosticados y tratados mediante la técnica de la hemoglobina glicosilada. Gamito explica que el número de reactivos comprados se calcularon  para una población de 4.141 personas.

Sin embargo, a lo largo de este año han surgido nuevos casos de refugiados que han desarrollado diabetes. UNRWA estima que unos 4.669 pacientes necesitarían ser tratados el año próximo en el campo de Wihdat (donde ya se trata a 4.141 personas) y unos 4.936 en el camp de Irbid. De todos modos el resto de pacientes continuan siendo atendidos con la técnica tradicional de medición de glucosa en sangre.

UNRWA constata que la formación recibida por el personal seguirá beneficiando a los pacientes. "El conocimiento en bioquímica adquirido permite diferenciar aquellas enfermedades que a veces enmascaran casos de descontrol de la glucosa y ofrecer una atención más rigurosa de la diabetes como enfermedad prevalente en Jordania", explica Gamito.

El proyecto finalizará en noviembre de 2014. La valoración hasta el momento ha sido muy positiva y especialmente por parte de la población beneficiaria. Los profesionales de laboratorio también confían más en los resultados que obtienen de los diagnósticos: "Antes era imposible saber si la persona que se realizaba el análisis estaba realmente en ayuno", asegura la técnico.

UNRWA es consciente de que mantener este tipo de procedimiento es mucho más preciso pero también más caro, hecho que puede plantear un problema de "continuidad". También tiene claro que a medida que aumente la población refugiada, los casos de diabetes aumentarán.

Descárgate aquí el vídeo donde se detalla todo el proyecto.

link_newletter

 

Subscribe to our newsletter