Publicador de contenidos

Seguimiento del curso de bacteriología en el laboratorio del hospital materno infantil de Kumasi, Ghana

Seguimiento del curso de bacteriología en el laboratorio del hospital materno infantil de Kumasi, Ghana

  • La Fundación Probitas desarrolla el programa GLI con el apoyo del departamento de microbiología del Hospital Universitario Vall de Hebron
Entre el 26 y el 29 de Septiembre de 2017 el microbiólogo del departamento de microbiología del Hospital Universitario Vall de Hebron, Mateu Espasa, se ha desplazado a la ciudad de Kumasi, en Ghana con el objetivo de fortalecer y supervisar el trabajo desarrollado desde octubre de 2016, en el marco del proyecto GLI Kumasi iniciado en 2012. Se recuerda que el programa GLI (Global Laboratory Initiative) en esta ciudad africana se centra en fortalecer el servicio de laboratorio del hospital materno infantil (MCHH, por sus siglas en inglés), la única infraestructura especializada en el tratamiento de la desnutrición severa infantil del sur centro del país.

GLI Kumasi
GLI Kumasi desde sus inicios se ha marcado como objetivos principales fortalecer las capacidades de diagnóstico del laboratorio del hospital materno infantil y ofrecer atención sanitaria a las comunidades rurales más vulnerables que viven de las plantaciones de cacao en condiciones precarias y con un acceso limitado a la salud. La aplicación efectiva de este proyecto contribuirá, a largo plazo, a la reducción de la morbilidad materna y la mortalidad infantil, así como también a la mejora del diagnóstico de la malaria y otras enfermedades graves que afectan a madres y niños del área de influencia del centro de salud.

Seguimiento del funcionamiento del laboratorio en relación al diagnóstico bacteriológico
El año pasado ya se llevó a cabo una formación de 15 días (entre el 26 de septiembre y el 7 de octubre) en diagnóstico de infecciones bacteriológicas a través de cultivos impartido por microbiólogos del Hospital Universitario Vall de Hebron de Barcelona. Además del curso, Probitas dotó al laboratorio del hospital de Kumasi de equipos especializados en cultivos bacteriológicos y apoyó en la compra de reactivos para hematología y otros materiales de laboratorio.

Este año, el motivo de la visita al hospital de Kumasi se ha centrado en hacer un seguimiento del desarrollo de los técnicos de laboratorio en relación a las aptitudes aprendidas en el curso anterior, así como, en reforzar los conocimientos sobre las técnicas de susceptibilidad de antibióticos. Por otro lado, los objetivos específicos que se han planteado durante la estancia han sido identificar las posibles limitaciones del laboratorio relacionadas con la microbiología bacteriana y revisar la teoría y la práctica de las enfermedades bacterianas, el procesamiento de muestras, la detección de la bacteria, la identificación de la bacteria y el test de susceptibilidad.

Algunos de los puntos fuertes destacables sobre las condiciones actuales del hospital y especificados por el microbiólogo desplazado al territorio son:
  • Los cultivos bacterianos están progresando adecuadamente.
  • El personal del laboratorio tiene muy buenas habilidades y está motivado en el trabajo que realiza.
  • Se ha mejorado el diagnóstico de los pacientes.
  • Ha aumentado la demanda de los cultivos.
  • Está en funcionamiento el protocolo clínico.
  • Se prescriben los antibióticos correspondientes en función de los resultados de los cultivos.

Sin embargo, también se destacan algunas de las debilidades más visibles que se han detectado durante la visita y en las que habría que poner el foco de atención:
  • El sistema de peticiones
  • El registro de las pruebas
  • La elaboración de los informes
  • La recogida de las muestras

De ahora en adelante
Después de toda la implicación de Probitas y el Hospital Universitario de la Vall de Hebron se puede afirmar que el hospital de Kumasi ha mejorado notablemente el diagnóstico de enfermedades infecciosas y la eficacia en el tratamiento de las mismas.

A partir de ahora, lo que se espera desde Probitas, así como también desde el departamento de microbiología del Hospital Universitario Vall de Hebron, es que el hospital sea cada vez menos dependiente de las ayudas y poco a poco vaya siendo autosostenible. También se espera que la comunidad local sea aún más consciente de los beneficios que conllevan a una buena atención sanitaria y esté más comprometida a formar parte para así incentivar la mejora de sus infraestructuras.
 

link_newletter

 

Subscribe to our newsletter