La Fundación Probitas imparte un curso de actualización de técnicas de laboratorio al personal de un hospital y dos centros de salud a la región de Kigoma, Tanzania

La Fundación Probitas imparte un curso de actualización de técnicas de laboratorio al personal de un hospital y dos centros de salud a la región de Kigoma, Tanzania

El programa, además de atender las principales enfermedades de la región, pretende conseguir un refuerzo en el diagnóstico de la malaria, una de las enfermedades prevalentes de la zona

La Fundación Probitas hace más de un año que ha iniciado un proyecto dentro del programa Global Laboratory Iniciative (GLI) a la región de Kigoma, en Tanzania. El objetivo que se pretende conseguir es fortalecer los sistemas de salud locales a través de los laboratorios mediante la mejora de las infraestructuras, la adquisición de equipamientos y la formación del personal sanitario, haciendo especial énfasis en el diagnóstico de la malaria, una enfermedad endémica en el país que provoca muchas muertes.

El proyecto se inició en colaboración con la Cruz Roja Española y la Cruz Roja Tanzana, junto con el Ministerio de Salud del país. Igualmente, y a través de un convenio marco firmado con el Instituto de Investigación de la Vall d'Hebrón (VHIR) a principios de año, se ha podido contar con la colaboración de una microbióloga para el curso de actualización de técnicas diagnósticas. La finalidad de esta colaboración por parte de VHIR es concretar e impulsar conjuntamente con la Fundación Probitas una serie de actuaciones en varios ámbitos, como por ejemplo, apoyar puntual a la hora de impartir cursos de microbiología a los proyectos del programa GLI, como en este caso concreto, asesorando sobre temas de microbiología, ayudando en la formación del personal de laboratorio de los proyectos GLI y realizando sesiones de telemedicina mediante videoconferencias, entre otros puntos de acción.

Acciones que desarrolla el programa
Concretamente, el GLI-Kigoma actúa en el hospital de Kasulu y en los centros de salud de Makere y Kiganamo reforzando sus infraestructuras, dotando de equipos de laboratorio y reactivos, material para trabajar y formando al personal. Además de estas acciones, el proyecto también trabaja para descentralizar la atención de la salud a las zonas rurales y de difícil acceso y para incentivar el trabajo comunitario con el objetivo de incrementar el flujo de pacientes a estos centros de salud reforzados.

La visita a Kigoma
Como parte del programa GLI, una de las acciones pendientes de este año era la realización de un curso de actualización de técnicas de laboratorio al personal de los diferentes centros. Del 10 al 21 de Julio, la Project Manager del programa GLI, Mercè Claret, se desplazó a Kigoma con el objetivo principal de realizar el curso de actualización en hematología y microbiología al personal sanitario de los laboratorios Kasulu, Makere y Kiganamo. Fue acompañada de la microbióloga del Hospital de la Vall d'Hebrón de Barcelona, Zaira Moure, quien también impartió parte de las sesiones del curso.

Detalladamente, el curso tuvo una duración de dos semanas y  asistieron 18 alumnos de los tres centros sanitarios de Kigoma. Se combinaron clases teóricas con las prácticas al laboratorio y el curso se impartió en inglés y en swahili (lengua local). En el curso también  participó un profesor del Ministerio de Salud de Tanzania quien aportó conocimientos, impartió algunas sesiones, ayudó a hacer las traducciones de las clases al swahili y apoyó donde se necesitaba.

La valoración del proyecto
La fase de formación de los GLIs es muy importante porque es imprescindible que el personal sanitario sepa hacer uso de los equipos de laboratorio que la Fundación les provee, así como que se actualicen en las técnicas básicas de diagnóstico de laboratorio y en la gestión de este.

Después de la visita realizada el siguiente paso que a realizar por parte de Probitas es instalar un software en los laboratorios del hospital de Kasulu y de los centros de salud de Kiganamo con el objetivo de facilitar el proceso de gestión de los datos. Además, a lo largo de los meses se irá haciendo un seguimiento del proyecto para evaluar la evolución y también se incidirá en temas comunitarios que puedan mejorar el bienestar en términos de salud de las poblaciones de la zona.

El programa GLI-Kigoma, según el último informe de seguimiento, está beneficiando de forma directa a 180.042 personas e indirectamente salen beneficiadas 685.470.

Con la realización de proyectos como este la Fundación Probitas contribuye a mejorar los recursos sanitarios y el bienestar de las personas de diferentes regiones del mundo que sufren escasez de medios y/o conocimiento en el ámbito de la salud. En esta línea, Probitas busca transferir experiencia, recursos y conocimiento en el ámbito de la salud de las poblaciones más vulnerables como motor de cambio y de transformación social.