Publicador de contenidos

David del Campo:

David del Campo: "Probitas no solo aporta recursos sino que dota de acompañamiento y seguimiento técnico a sus partners"

Jueves 18 de Enero de 2018

La Fundación Probitas se ha reunido con miembros del equipo de Save The Children España para hacer un acompañamiento y seguimiento técnico de los proyectos que llevan a cabo en común. Aprovechando su visita, Probitas ha entrevistado al director de Cooperación Internacional y Acción Humanitaria en Save The Children, David del Campo, para conocer su opinión sobre cómo es trabajar con la Fundación. Asimismo, del Campo, también ha hablado de su nuevo libro en el que intenta explicar el impacto de la guerra en los niños y niñas refugiados sirios.

¿Cómo es la relación de Save The Children con la Fundación Probitas?
A finales de 2015 principios del 2016 se inicia la colaboración entre Probitas y Save The Children basada, principalmente, en dos líneas de actuación. Por un lado, a través de proyectos de desarrollo y por el otro, en programas de acción humanitaria. Actualmente, Save The Children y Probitas tienen activos un proyecto en cada una de estas líneas de acción. En Sri Lanka, se lleva a cabo un proyecto de desarrollo con el objetivo de mejorar las instalaciones de agua y saneamiento así como también las instalaciones sanitarias del distrito de Rathnapura. Al mismo tiempo que se realizan campañas de sensibilización para toda la comunidad. Por otra parte, en Liberia se está ejecutando un proyecto de preparación ante futuras epidemias del Ebola y mitigación del impacto causado por la epidemia sufrida hace 2 años. Finalmente, Save The Children con el apoyo de Probitas realizó también un proyecto en Grecia con los refugiados que consistió en proporcionar ayuda a este colectivo y garantizar el cumplimiento de sus derechos.

¿Qué opina de la ayuda que Save The Children recibe de Probitas?
Probitas tienen uno de los sistemas de cooperación de una fundación privada con mejor planificación y mejor trabajo y coordinación que conozco en España. Tiene un nivel de experiencia elevado y se nota a la hora de coordinar con actores como Save The Children. Además, su evaluación y medición de proyectos es muy precisa y en cuanto a su relación cabe destacar que es permanente. Probitas tiene conocimiento de las temáticas de cada uno de los proyectos a los que da soporte y me parece que es un actor ejemplar en el sector privado. En 20 años que llevo en el sector conozco muy pocas fundaciones como Probitas.

¿Qué le parece interesante de la Fundación?
Probitas tiene una ambición ejemplar de querer aprender de los partners y de los socios con los que trabajar, lo que nos hace aprender a nosotros también. Es muy interesante poder aprender mutuamente dado que es un factor muy escaso en el sector de la cooperación en España. Y esto sucede tanto a terreno como en "casa". Otro de los aspectos destacables de Probitas es su atención exhaustiva en cada proyecto, los cuida mucho. En definitiva, Probitas no solo da recursos, sino que dota de acompañamiento y seguimiento técnico durante todo el proceso y en Save The Children estamos muy satisfechos.

¿Qué podría explicarnos de los proyectos en Sri Lanka y en Grecia?
Sri Lanka es un país que mucha gente no conoce y el interés de Probitas está en ayudar a mejorar las condiciones de vida de la población con la que trabajamos. El proyecto pretende mejorar el acceso a agua y saneamiento, así como la realización de prácticas para una mejor nutrición materno-infantil de las familias de las plantaciones de té de la zona. Esta iniciativa es importante porque uno de los grupos principales que se benefician son las madres y los niños y niñas. Y poder llegar a los menores a través de sus madres dota al proyecto de un doble valor: proteger a la familia y a ese vínculo, entre madres y niños y niñas. 

Por otro lado, tenemos el proyecto en Grecia. Aquí, existe una situación raramente vergonzosa por el hecho que, en territorio de la Unión Europea, donde estamos, tengamos que intervenir como lo estamos haciendo. Casi 23.000 menores han sido expulsados y ni siquiera son reconocidos como refugiados. Está habiendo un incumplimiento de las leyes internacionales tan graves que nos ha obligado a intervenir. Y en este proceso Probitas nos ha dado una mano para poder dar atención a esos niños y niñas que huían de una guerra y se han encontrado con un castigo pero por parte de Europa: los ha penalizado por sufrir una guerra. Para este proyecto no tenemos subvenciones de gobiernos y las del sector privado son pocas. Pero Probitas si supo responder a la emergencia y eso demuestra que tiene capacidad para reaccionar a la inmediatez que requiere una situación como la de los refugiados de Grecia. Es un ejemplo.

Hoy mismo también tiene la presentación de su nuevo libro. ¿Qué nos puede explicar?
Es un libro en el que intento explicar un poco, desde la mirada de la responsabilidad de una organización como Save The Children (que lleva trabajando en países con guerras desde hace muchos años -y yo personalmente llevo 5-), como ha estado viviendo permanentemente una guerra a través de informes, documentos, visitas a terreno y conociendo en persona a los refugiados. Un día me ofrecieron escribir un libro sobre el tema y acepté. Al final, se trata del impacto de la guerra en la infancia que es el principal colectivo afectado por la guerra en Siria. Explico cifras impactantes como que se han destruido 2.200 escuelas, que 400.000 personas han muerto durante el conflicto, que hay 5 millones y medio de refugiados y que más de 14.000 niños y niñas han muerto a causa de las bombas.

¿Qué se planteaba cuando escribía el libro?
Al escribirlo me planteaba que no quedara en el olvido. Nadie pide que acabe la guerra en Siria. En el libro, también aparecen testimonios de los informes a los que ha tenido acceso Save The Children, así como entrevistas personales que he realizado. Los beneficios que me genere la venta del libro se los voy a dar a Save The Children y a Médicos Sin Fronteras para los refugiados en Siria. Es una forma de devolverles la oportunidad que yo he tenido. 
 

link_newletter

 

Subscribe to our newsletter