Día Mundial del cáncer de mama

Día Mundial del cáncer de mama

La detección precoz del cáncer de mama es uno de los principales objetivos para detectar a tiempo la enfermedad y evitar un triste desenlace por la persona afectada y las de su entorno. Esta enfermedad afecta, anualmente, a 5.300 mujeres en Cataluña, según datos del canal salud de la Generalitat. La prevención a tiempo es, pues, la clave para iniciar los tratamientos necesarios que mejorarán la salud y el estado de bienestar de la mujer. El código europeo contra el cáncer propone una serie de actuaciones para la prevención del cáncer entre las cuales se destacan las siguientes:
 
  • Practicar la lactancia materna
  • Reducir el consumo de alcohol y evitar el consumo de cualquier tipo de tabaco
  • Practicar actividad física regularmente
  • Mantenerse en un peso saludable
  • Seguir una dieta equilibrada
Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanza un mensaje clave en esta línea en el que expresa que "la detección precoz con objeto de mejorar el pronóstico y la supervivencia de los casos de cáncer de mama sigue siendo la piedra angular de la lucha contra el cáncer".

Aun llevando una vida saludable y equilibrada en todos los niveles hay una serie de factores causantes del cáncer de mama que difícilmente se pueden evitar. Entre algunos se encuentran tener antecedentes familiares que hayan sufrido la enfermedad, sufrir mutaciones en los genes BRCA1, BRCA2 y p53, experimentar una menopausia retardada y tener el primer parto en edad madura, según explica la OMS.

Desgraciadamente el cáncer de mama es lo más frecuente en las mujeres y actualmente, la cifra ha incrementado tanto en los países avanzados como en países que todavía se encuentran en vías de desarrollo, afirma la Organización Mundial de la Salud. Este hecho se debe de, a que cada vez más, los países de ingresos más bajos están adoptando los modelos de vida occidentales donde, hasta ahora, se detectaban más casos de la enfermedad.

Los últimos avances en el tratamiento, el diagnóstico y la prevención del cáncer de mama han sido muy significativos en los últimos 10 años, según explica la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Estas mejoras están consiguiendo que las mujeres afectadas se enteren antes de que sea demasiado tarde, se les pueda aplicar el tratamiento más ajustado posible a su caso concreto y puedan tener una recuperación rápida y adaptada a sus necesidades que les permita volver a llevar una vida con normalidad.