II Convocatoria de proyectos de acción social y salud Fundación Probitas

Día Internacional de la Educación

Cada 24 de enero se celebra el día internacional de la educación para reafirmar su papel como derecho humano, bien público y deber colectivo. Desde la Fundación se entiende la educación como un elemento imprescindible para generar el cambio, y por lo tanto dentro del ámbito de la salud es necesaria para transformar la situación en la que se encuentran las poblaciones más vulnerables.

Cada 24 de enero se celebra el día internacional de la educación para reafirmar su papel como derecho humano, bien público y deber colectivo. La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó esta fecha con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la educación para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible,  plan de acción para erradicar la pobreza y garantizar la justicia y la paz universal. La estrategia plantea 17 objetivos, de los que cabe destacar el cuarto, que hace referencia a "garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje permanente para todos" además de ser fundamental para el éxito de los demás propósitos.

Según la UNESCO, actualmente 262 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela. Por esta razón, la Organización considera que sin una educación de calidad, los países no podrán combatir las desigualdades, alcanzar la igualdad de género ni acabar con la pobreza mundial.

Desde la Fundación se entiende la educación como un elemento imprescindible para generar el cambio, y por lo tanto dentro del ámbito de la salud es necesaria para transformar la situación en la que se encuentran las poblaciones más vulnerables. Es por ello que Probitas tiene distintos programas enfocados a concienciar a estos colectivos de las medidas que deben poner en práctica para mejorar su salud. El programa PCI (Programa de Cooperación Internacional) aporta recursos y experiencia a entidades locales e internacionales para sensibilizar y ayudar a comunidades remotas a combatir las enfermedades y problemas que impiden su desarrollo, el programa GLI (Global Laboratory Initiative) se encarga de mejorar el acceso de estas comunidades a una atención sanitaria de calidad formando y capacitando al personal sanitario local, mientras que el programa RAI (Refuerzo de la Alimentación Infantil) trabaja la vertiente socio-educativa a través de la promoción de los hábitos saludables en la alimentación de los niños y jóvenes.

... Read more