Niños y niñas de todas partes de Cataluña disfrutan de un verano repleto de actividades socioeducativas

Niños y niñas de todas partes de Cataluña disfrutan de un verano repleto de actividades socioeducativas

RAI-Programas de verano de la Fundación Probitas quiere ofrecer el acceso a casales de verano durante los meses de julio y agosto a niños y niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad para garantizar una comida saludable y un espacio de protección donde realizar actividades socioeducativas, deportivas y de ocio durante las vacaciones escolares. Es por este motivo, que se desarrollan dos líneas de actuación.

Por un lado, tienen lugar los programas de colaboración en qué Probitas apoya a entidades sociales y sin ánimo de lucro en su oferta de casales para incrementar el número de beneficiarios, garantizar las comidas o realizar otras actividades como salidas de un día, colonias y campamentos principalmente durante el mes de julio.

Y por otro lado, promueve los programas propios -sólo durante el mes de agosto- y los cuales pretenden crear espacios socioeducativos nuevos en instalaciones cedidas por los ayuntamientos locales.

Las cifras registradas del seguimiento del RAI-Programas de verano muestran, un año más, la valoración positiva de esta iniciativa por parte de todos los agentes implicados (niños y niñas, entidades, ayuntamientos y Probitas). Así pues, los proyectos de colaboración impartidos los meses de julio y agosto han reunido un total de 77 entidades de 37 municipios diferentes beneficiando a 5.955 niños y niñas vulnerables.

En cuanto a los proyectos propios (llevados a cabo durante el mes de agosto) las entidades colaboradoras han sido 10 de 10 municipios diferentes y beneficiando 807 menores provenientes de familias con una renta baja.

El presupuesto que la Fundación Probitas ha destinado este verano para RAI-Programas de verano ha sido de 924.953,49 euros.