La Fundación Probitas en colaboración con Grifols promueve el Proyecto Ebola en Liberia

  • El programa se basa en producir inmunoglobulinas anti-Ebola a partir de plasma de convalecientes

La Fundación Probitas en colaboración con el Ministerio de Salud de Liberia (Ministery of Health and Social Welfare for the Republic of Liberia) y con el apoyo económico y la   asistencia técnica de diferentes compañías del grupo Grifols impulsan un proyecto que aporta de manera altruista su conocimiento y experiencia en el diseño, construcción e instalación de una unidad modular de plasmaféresis (PMC) en Monrovia para la donación voluntaria de plasma por parte de los supervivientes del Ébola previamente testados, con la intención de producir Inmunología anti-Ébola. La unidad modular será propiedad del ministerio de Salud de Liberia.

El proyecto Ébola en Liberia
Como parte del programa, se instalará y se pondrá en funcionamiento una unidad de PCR capaz de realizar técnicas diagnósticas de biología molecular. Este PCR se ubicará en el hospital de Saint Joseph de Monrovia, que pertenece a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y se formará al personal del hospital para adquirir las habilidades necesarias y garantizar la sostenibilidad de las capacidades operacionales de la unidad.

Paralelamente, el programa proporciona actividades de apoyo integral a las comunidades más afectadas por la epidemia, especialmente los supervivientes y las familias, en colaboración con la entidad local Afromedical Community Health and Welfare Services (ACHWS) y Save The Children.

Probitas tiene registrados 500 supervivientes del virus del Ébola que han acudido a dar plasma. Además, 179 personas se han considerado aptas para la donación. Y más de 2.000 personas de las comunidades afectadas han recibido el apoyo directo de Probitas en términos de alimentación y atención médica, entre otros servicios.

Uno de los motivos que han llevado a Grifols y a la Fundación Probitas a la construcción de un centro de donación de plasma en los países afectados por el Ébola, como Liberia, es por la dispersión geográfica del virus que sorprendió entre los años 2014 y 2015 y también por las dificultades del traslado de donantes y/o del plasma a través de las fronteras. Se considera viable el uso del plasma de convalecientes al Ébola, ya que este contiene anticuerpos que realizan una función de terapia inmunológica para los pacientes, aún afectados. Una vez los anticuerpos ricos en el plasma han sido testados satisfactoriamente, pueden inactivar el virus o pueden ser procesados para obtener inmunoglobulinas G (IgG). Se calcula que el centro tendrá una capacidad para gestionar 84 donaciones a la semana, cifra equivalente a 42 litros de plasma.

Para la ejecución del proyecto, el papel de la Fundación Probitas consiste en la contribución en la gestión de los contactos locales e internacionales. Así como también, se encarga del lanzamiento del proyecto y de todo el seguimiento.

Recientemente, un estudio publicado por la revista científica Cell, revela que pueden existir en el plasma de personas supervivientes a la enfermedad, anticuerpos eficaces para neutralizar tres cepas diferentes del virus del Ébola.

Especialistas en el sector de la medicina apuntan que, aunque es un avance y cabe la posibilidad de que se pueda desarrollar un medicamento con la mezcla de estos anticuerpos, para que éste sea efectivo aún falta tiempo.

La epidemia
El virus del Ébola impactó por primera vez en 1976 en Nzara (actualmente en Sudán del Sur) y Yambuku (en la República Democrática del Congo). Sin embargo, la gran crisis del virus se produjo entre 2014 y 2016 en Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia. La epidemia afectó a 28.616 personas, de las que 11.310 murieron.