Día Mundial contra la Lepra

Día Mundial contra la Lepra

Desde 1954 se celebra la Jornada Mundial contra la Lepra para concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad y fomentar la lucha para poder erradicarla. Pese a que se trata de una enfermedad milenaria, aún hoy afecta a los colectivos más desfavorecidos de algunos países de Asia (mayor prevalencia en la India e Indonesia), África y América latina. Además de causar rechazo social, provoca abandono y aislamiento de los afectados. Durante este día se tratan temas como la eliminación del estigma y prejuicios, la prevención de la discapacidad en jóvenes y menores y la mejora de los diagnósticos para poder detectar la Lepra en sus primeras fases.


Según la Organización Mundial de la Salud, los casos de Lepra se han incrementado últimamente. La Organización revela que "en 2017 se registraron 211.009 nuevos casos de Lepra a nivel mundial y fueron más de 150 los países afectados". La Lepra es una enfermedad infecciosa crónica que afecta a la piel, las mucosas de las vías respiratorias, los nervios periféricos, las extremidades y los ojos y aunque en la actualidad está considerada una patología curable, si no se trata adecuadamente puede generar lesiones permanentes.


La supresión de la Lepra como problema de salud pública, según datos de la OMS, se dio en el año 2000 a escala mundial. La Organización, colabora desde 1995 proporcionando tratamiento gratuito a todos los afectados: A lo largo de los últimos 20 años más de 16 millones de personas han sido tratadas gracias a sus esfuerzos. Por otro lado, en 2016 presentó su Estrategia mundial para la lepra 2016-2020 con el objetivo de fortalecer la implicación de los gobiernos en la lucha contra la Lepra.


Probitas colabora con iniciativas dedicando parte de sus recursos y participando en proyectos de lucha contra las ETP (Enfermedades Tropicales Desatendidas), entre las que figura la Lepra. Recientemente, se ha llevado a cabo un proyecto en colaboración con The Leprosy Mission para mejorar el acceso una asistencia sanitaria de calidad en comunidades con alta prevalencia de ETD, específicamente Lepra, en cuatro zonas sanitarias seleccionadas de la provincia de Kasai, República Democrática del Congo. Esta iniciativa ha detectado y tratado a 113 miembros de la comunidad afectados por la Lepra además de concienciar y sensibilizar a miles de personas sobre esta enfermedad.