Día internacional de las personas afectadas por la enfermedad de Chagas

Día internacional de las personas afectadas por la enfermedad de Chagas

"El pasado 8 de Marzo se celebró en la Facultad de Medicina del Hospital Clínico de Barcelona el XIV Taller sobre la Enfermedad de Chagas. El taller está organizado por el Instituto de Salud Global (ISGlobal) y se celebra anualmente. La Fundación Probitas estuvo presente en el acto como organización involucrada en la lucha contra la enfermedad de Chagas, una de las 17 enfermedades olvidadas y desatendidas del planeta que afecta a más de 6 millones de personas y produce cada año alrededor de 35.800 nuevos casos, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Fundación Probitas es socio de la Coalición Global de la Enfermedad de Chagas, una alianza colaborativa en la lucha contra la enfermedad de Chagas que tiene como objetivo priorizar el diagnóstico y el tratamiento de la misma".


Comunicado escrito por Coalición Chagas

La enfermedad de Chagas puede y debe tratarse. Este es el mensaje que la Coalición Global de Chagas, junto con sus socios y aliados, desea recordar con motivo del próximo 14 de abril, día mundial de los afectados por esta enfermedad, más de cien años después de que se realizase el primer diagnóstico por parte del doctor brasileño Carlos Chagas.

Desde entonces, se han producido muchos avances pero con recursos muy limitados. Varias zonas del continente americano han reducido la presencia de los  vectores (las especies de insectos llamados popularmente "vinchucas", "chinches", o  "pitos", entre otros) que transmiten el parásito Trypanosoma cruzi, causante de la enfermedad. Pero aún queda una mayoría de personas sin posibilidad de acceder al diagnóstico y tratamiento, lo que genera una gran brecha que es necesario atender con urgencia. Actualmente, más de 7.000 personas mueren anualmente por esta enfermedad que afecta a más de 6 millones y otras 70 millones están en riesgo de contraerla, principalmente en las zonas endémicas de América Latina.

Recordar que el Chagas se trata implica reconocer que las herramientas de diagnóstico y tratamiento actuales tienen muchas limitaciones y necesitan renovarse y adaptarse mejor a las condiciones donde vive la mayoría de la población afectada por la enfermedad, tanto en países endémicos como en aquellos donde, debido a los flujos migratorios, la enfermedad se ha expandido, como en España o Estados Unidos, donde se concentran cientos de miles de afectados.

Seguimos contando con tan solo dos líneas de tratamiento disponibles (benznidazol y nifurtimox) pero la efectividad de los mismos se reduce cuanto más se tarda en detectar la infección. Para ello es importante incorporar más esfuerzos y recursos en la detección temprana de la enfermedad. Es clave acompañar y estimular el cribado en mujeres en edad fértil, ya que al controlar la transmisión materno-infantil se puede también llegar con más garantías de éxito al resto de la comunidad en riesgo. Y ello incluye a pacientes crónicos que también necesitan el tratamiento disponible y requieren más investigación y desarrollo en su mejora.

La iniciativa ETMI-PLUS promovida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) impulsa a los sistemas de salud de las Américas a realizar el cribado y control de la enfermedad en mujeres embarazadas con el mismo nivel de prioridad que otras dolencias más conocidas como el VIH. Actualmente, se estima que hay más de 1,2 millones de mujeres con la infección y que cada año nacen más de 8.000 niños con chagas por transmisión materno-infantil.

Recordar que la enfermedad de Chagas es tratable, a pesar de la necesidad de contar con mejores recursos, es una premisa con la que animamos a los profesionales de salud en zonas endémicas y no endémicas a seguir trabajando. Si la enfermedad avanza se convierte en un problema crónico que afecta a órganos vitales en el 30% de las personas que adquieren la infección, complicándose las posibilidades de su tratamiento. Vale la pena que todos luchemos unidos para garantizar el derecho de los afectados a ese tratamiento de modo que se haga más evidente la urgencia de priorizar esta enfermedad en los sistemas sanitarios.

Algunas noticias recientes, como el registro del benznidazol en países como Estados Unidos y México permite albergar esperanzas de que el diagnóstico y el tratamiento llegue a más pacientes, acercando así el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados en la ONU que se refieren a las enfermedades desatendidas.

Tener presente que la enfermedad de Chagas se trata es crucial para superar conceptos erróneos con los que aún se percibe. No es un problema inevitable, sino que se puede abordar. Y también es un estímulo para que los afectados y sus allegados se fortalezcan de manera que puedan hacerse oír con una voz cada vez más fuerte y unida.

Junto a ellos, recordamos en este próximo 14 de abril que la enfermedad de Chagas puede y debe tratarse para que dejen de estar, tanto la enfermedad como las personas afectadas, entre las más olvidadas.