Publicador de contenidos

Mapeo, diagnóstico y tratamiento precoz de Leishmaniosis en comunidades endémicas del norte de Nicaragua

El proyecto quiere contribuir al control de Leishmaniosis en las zonas híper endémicas del norte de Nicaragua con la colaboración de MINSA (Ministerio de Salud), la red de líderes comunitarios de salud y el equipo técnico de la Fundación Damián. El lugar de ejecución del proyecto se centra en Matagalpa, Jinotega, Las Minas y Nueva Segovia.


CONTEXTO
Nicaragua tiene una población de 6.149.928 habitantes con una densidad demográfica de 48 habitantes por kilómetro cuadrado. La región central y Atlántica mantiene un predominio rural. El país está distribuido en 15 departamentos, 2 regiones autónomas y 153 municipios.

La situación socio política y sanitaria se encuentra en una crisis política profunda caracterizada por un descontento social, una caída de la economía y una polarización de varios factores. En cuanto al gasto gubernamental en salud el gobierno destina 73,3 USD por persona (2017), el equivalente a 0,85988 €. La tasa de fecundidad es de 2,3 hijos y la esperanza de vida al nacer es de 75,8 años. Actualmente, hay unos 4.000 casos de Leishmaniosis diagnosticados y tratados con Glucantime anualmente.

PROYECTO
El proyecto, llevado a cabo por Prosalud, tiene como objetivo contribuir al control de la Leishmaniosis y garantizar la atención de calidad a las personas afectadas por esta enfermedad mediante la búsqueda activa en las comunidades más endémicas de los municipios seleccionados dentro del estrategia MOSAFC (modelo de salud familiar y comunitario). También persigue contribuir a la mejora del sistema de vigilancia epidemiológica del Programa Nacional de Leishmaniosis y el Centro Nacional de Diagnóstico de Referencia en sus brechas programáticas.

Para hacerlo posible se han previsto las siguientes actividades:
 
  • Salidas integrales en los municipios endémicos junto con el Ministerio de Salud.
  • Pequeñas ferias de salud en San Ramón y Siuna.
  • Búsqueda activa en pacientes de Leishmaniosis en El Cuá.
  • Capacitar al equipo del programa de salud familiar y comunitario, al personal del laboratorio y a las brigadas de salud.
  • Cuñas radiales en los municipios endémicos.
  • Apoyo socio económico a las familias que viven en extrema pobreza.
     
Los resultados que se esperan a los dos años de implementación del proyecte (período previsto para realizar todas las actividades) son la detección precoz, el tratamiento oportuno, una tasa de curación superior al 90% y mejorar la vigilancia epidemiológica a nivel comunitario y municipal.

BENEFICIARIOS
Los beneficiarios directos del proyecto serán 5.344 personas afectadas por la Leishmaniosis (un 44% son mujeres y un 39% son menores de 15 años. También saldrán beneficiados 260 médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y técnicos de laboratorio y 230 líderes de salud de la red comunitaria endémicas que serán intervenidas.

Como beneficiarios indirectos se encuentra toda la población en general que solicitan la atención integral de la salud y la cual recibe charlas educativas sobre medidas de prevención y promoción de la enfermedad.