Instalación de un centro de radiología en el dispensario "María Salus Infirmorum", en Kiongwani (Kenia).

El dispensario María Salus Infirmorum se construyó en 2010-11 en Kiongwani, distrito de Makueni (Kenia), para atender sanitariamente a la población de una zona carente de servicios de salud. El dispensario ha estado en contínuo crecimiento y mejora y, en estos momentos, se plantea la necesidad de dotarlo de un centro de radiología. La necesidad de ampliar a este servicio es urgente ya que no existe posibilidad de acceder a un equipo de radiología en 60 kilómetros.


CONTEXTO

Kiongwani, tiene aproximadamente 30.000 habitantes. Los núcleos familiares están compuestos por una media de 6/10 hijos por familia. La población más numerosa son niños/as.
El poblado está gobernado por un "alcalde" y un comité. La gestión es semi-autonómica respecto al Gobierno central. Alrededor del poblado y en una distancia de 30 a 70 Km. sólo existe el dispensario Maria  Salus. La asistencia sanitaria, para gran parte de la población, es casi inexistente. Tanto en la asistencia sanitaria privada como la pública, es necesario pagar para poder ser asistido.

EXPLICACIÓN DEL PROYECTO 

Para ampliar el dispensario con un centro de radiología es necesario en primer lugar acomodar el espacio en el que se ubicará Radiología (dos espacios del mismo dispensario) con personal especializado. Dicha acomodación consiste en la apertura de una ventana y el blindaje con láminas de plomo de todos los espacios donde se practicarán las radiografías.
A continuación se comprarán los equipos indispensables en Nairobi. Por último se instalarán los equipos y se realizará una formación en su uso y manejo al personal que lo usará del dispensario.

El objetivo que persigue el proyecto es mejorar la calidad sanitaria de la población de Kiongwani y sus alrededores. Concretamente, se busca diagnosticar con la mayor exactitud posible las patologías que necesiten de un diagnóstico radiológico. Así, se espera atender al 100% de los pacientes que acudan al dispensario y que necesiten, para un mejor diagnóstico, el uso de los equipos radiológicos. Para ello se instalará el equipo necesario y se formará al personal.

BENEFICIARIOS

De este proyecto se beneficiaran directamente, unas 30.000 personas.
La población más númera que acude al dispensario está compuesta por mujeres, (esto es debido a la ausencia del padre, pues éste se ve obligado a buscar trabajo en Nairobi, Machakos u otras ciudades), niños y adolescentes provenientes de los colegios de Kiongwani y alrededores.