Publicador de contenidos

Prevenir la malaria en comunidades rurales del distrito de Meluco, Mozambique

Fontilles, la organización sin ánimo de lucro en colaboración con la Asociación Kulima, desarrollan un proyecto de prevención de malaria entre mujeres embarazadas y menores de cinco años en las aldeas de Incoripo, Mingonha, Pitolha y Namagico y los barrios marginales de Kuero e Incucutuco, de la ciudad de Pemba, en el distrito de Meluco, de la provincia de Cabo Delgado, Mozambique.


CONTEXTO
Mozambique es uno de los países africanos más afectados por la malaria, enfermedad endémica en todo el país, principalmente en zonas rurales, donde es la causa del 42% de las muertes en menores de 5 años. Cabo Delgado presenta las mayores casuísticas. Anualmente, se producen 200.000 muertes neonatales por el paludismo en el embarazo. Las embarazadas son particularmente vulnerables al paludismo. La malaria también perjudica la productividad en todas las áreas de actividades socioeconómicas y contribuye a la pobreza en los padres y las madres.

PROYECTO
El proyecto forma parte de la segunda fase de la iniciativa de lucha contra la malaria iniciado el año 2016 con la colaboración de Fundación Probitas. Esta segunda fase tiene dos objetivos claros; por un lado afianzar y fortalecer la red de promotores de salud y matronas, ampliando el área geográfica de intervención a dos aldeas más (Pitolha y Namagico) que presentan necesidades similares en relación a la lucha contra la malaria. 
En este proceso de empoderamiento de la comunidad para luchar contra la malaria, se prevén diferentes actividades de sensibilización y prevención (en algunos casos reciclaje o actualización de contenidos) que buscan sobre todo la implicación de los beneficiarios, la cohesión de la comunidad y su definitiva apropiación del proyecto.

Por otro lado, se propone llevar a cabo una investigación sobre el terreno que permita hacer un mapeo de la malaria y las enfermedades tropicales desatendidas (ETDs) en la zona de actuación; establecer un marco de prioridades de los beneficiarios a partir de un diagnóstico de participación claro y elaborar un decálogo de buenas prácticas en la lucha contra la malaria y las ETDs; lo que permitiría devolver los resultados a la población beneficiaria y las autoridades sanitarias y, a partir de aquí, ser más efectivos en la lucha contra la malaria y las ETDs en general.

Por último, se propone crear dos nuevos núcleos de salud en las aldeas de Pitolha y Namasico, también del distrito de Meluco y colindantes al resto de aldeas/barrios con los que se trabajó en la primera fase. Se quiere dotar y equipar los núcleos de salud y al mismo tiempo formalizar el proceso de entrega y apropiación del resto de núcleos de salud creados en la primera fase del proyecto.

Se concluye el proyecto creando un comité de salud a nivel distrital, con la participación de la población beneficiaria y las autoridades sanitarias distritales para la distribución gratuita de medicación a través de los núcleos de salud del proyecto y la gestión compartida de éstos.

BENEFICIARIOS
El número de beneficiarios directos son 8.550 personas, de los cuales  4.783 son mujeres y 3.767 son menores de 15 años.

El número de beneficiarios indirectos asciende a 14.200 personas.

El perfil de los beneficiarios son mujeres en edad fértil, niños menores de cinco años y población rural dedicada a la agricultura y de escasos recursos económicos.