Mejorar la situación nutricional de menores de 5 años y mujeres embarazadas y lactantes refugiados/as somalíes y eritreos residentes en 5 campos de Etiopía.

Probitas colabora con ACNUR/UNHCR (Alto Comisionario de las Naciones Unidas para los Refugiados) en su proyecto de mejora de la situación nutricional de niños/as menores de 5 años, embarazadas y lactantes en 5 campos de refugiados somalíes y eritreos en Etiopía. El objetivo es contribuir al mandato de protección internacional asegurando servicios básicos y mejorar la situación nutricional de los niños y mujeres embarazadas de los campos de Aw- Barre, Kebribeya y Sheder en la Región de Afar y Campo de Assayita y Berahle en la Región de Somali, al este y noreste del país respectivamente


 CONTEXTO
Etiopía acoge a más de 680.000 refugiados y solicitantes de asilo procedentes de Sudán del Sur (38%), Somalia (36%), Eritrea (19,5%) y Sudán (5,5%). La gran mayoría, refugiados en los 23 campos distribuidos por todo el país. Etiopía se ha convertido en el país con el mayor número de refugiados del continente africano.
La media de prevalencia de malnutrición aguda global durante 2012-2014 fue de 16,8% en la región de Afar, y en Jijiga del 8,7%. Asimismo, la malnutrición severa aguda fue de 3,9% en la región de Afar, y del 0,8% en la de Jijiga.
PROYECTO
El proyecto desarrollado por ACNUR centra su actividad en tres tipos de beneficiarios: Por un lado, el tratamiento de malnutrición aguda de niños y niñas de 6 a 59 meses, ya sea en centros de estabilización o en el contexto de un programa terapéutico nutricional en los campos. Por otra parte,  se tratará con alimentación suplementaria ante carencias de micronutrientes a mujeres embarazadas y lactantes. Además de estos beneficiarios, se reforzarán las capacidades de los trabajadores comunitarios en salud acerca de los métodos para el cambio de comportamientos sociales y sobre gestión. Finalmente, se realizarán sesiones informáticas para estos trabajadores sobre métodos de control nutricional y fomento de buenas prácticas sanitarias y de higiene.
Uno de los principales objetivos es la intervención de base comunitaria para tratar la desnutrición aguda. Para tratar de identificar estos casos a nivel comunitario se realizarán visitas asiduas a los hogares y se mantendrá un control exhaustivo del estado nutricional de los menores. En este control se emplean métodos como la medición por circunferencia branquial derivando a centros de recuperación nutricional ambulatorios en los casos sin complicaciones, estableciendo, además de un sistema referencial de casos, la distribución de alimentos terapéuticos como el RUFT i la leche terapéutica F75 y F100.
Otro objetivo de la intervención es proteger, promover y apoyar las prácticas apropiadas de alimentación para los bebés y los niños pequeños; sesiones de información a la población sobre los beneficios de la lactancia materna exclusiva, la alimentación suplementaria y las prácticas de higiene adecuadas; demostraciones prácticas sobre la preparación de alimentos apropiados a base de productos locales y la fabricación de harinas enriquecidas; sesiones de formación a los trabajadores de los comités de salud comunitarios sobre métodos para el cambio de comportamientos sociales y sobre la gestión de los casos de nutrición.
Se espera controlar y mejorar el estado nutricional de la población refugiada somalí y eritrea, a la vez que se espera sensibilizar e informar a la población refugiada de los 5 campos de intervención del proyecto sobre nociones esenciales de educación nutricional y de salud.
BENEFICIARIOS
Son un total de 10.046 beneficiarios directos, todos ellos refugiados eritreos y somalíes, de los cuales, 8.271 son niños menores de 59 meses y 1.600 mujeres embarazadas y lactantes.
Por otro lado, se espera 57.637 beneficiarios indirectos, de los cuales 7.558 son menores de 5 años y 11.667 son mujeres. Estos beneficiarios son población refugiada somalí y eritrea de los campos de las regiones de Somali y en los campos de Afar.