Publicador de contenidos

Lucha contra la exclusión social y sus consecuencias médico-psicosociales en los asentamientos de Lima, Perú

El proyecto de Samusocial tiene por finalidad reducir la exclusión social de la población de las zonas aisladas de las periferias de Lima, concretamente en las zonas altas del Distrito de Santa Rosa.


CONTEXTO
Lima acoge más de 10 millones de habitantes. El éxodo rural genera la creación de asentamientos humanos en la periferia de la capital, zonas donde la población vive en situación de gran exclusión social sin acceso a los servicios médicos y psicosociales de base.

Esta exclusión se traduce por riesgos sanitarios y sociales en una tasa de anemia alta del 43,5% en niños/as menores de 3 años, una importante presencia de violencia familiar que se traduce en que un 70% de las mujeres son víctimas de algún tipo de violencia por parte de su pareja.

PROYECTO
Asegurar un mejor acceso a la atención médico-psicosocial y reducir la tasa de anemia de los niños/as y mujeres embarazadas en situación de exclusión es el objetivo del proyecto. Para su realización, la fundación Samusocial proporcionará una unidad móvil para realizar visitas domiciliarias diarias con expertos de la salud.

Además, el proyecto incluye la organización de campañas de salud en coordinación con los centros sanitarios de la zona o cercanos, desplazando a los profesionales a las zonas aisladas y de difícil acceso.

Finalmente, se realizaran actividades de sensibilización y de capacitación para prevenir los riesgos sanitarios y sociales en la comunidad. El proyecto se desarrolla en un período de 24 meses y se focaliza en tres áreas principalmente, la de atender, la de prevenir y la de capacitar.

 Atender: se enfoca en cuidar una población que se encuentra en una situación de riesgo sanitario (enfermedad leve que se agrava, anemia) o psicosocial (maltrato, abuso, problemas legales…).
• Prevención: se enfoca en sensibilizar a la población para prevenir la situación del riesgo médico y/o psicosocial.
• Capacitación: consiste en fortalecer las capacidades de la población a actuar para su propio desarrollo. Este empoderamiento permite a las personas asumir una responsabilidad para su comunidad.
Las actividades están desarrolladas en coordinación con los actores locales para difundir la metodología de intervención, evaluar el impacto de las actividades y asegurar una eficacia y eficiencia del proyecto.

BENEFICIARIOS
Los beneficiarios directos son 1.591 personas de los cuales, 609 son mujeres adultas, 902 niños/niñas y adolescentes y 80 son hombres adultos.

Y los beneficiarios indirectos son 3.750 personas de todas las comunidades que viven en las zonas de intervención del proyecto.