Publicador de contenidos

Expedición médica a Senegal con el objetivo de realizar tanto reconocimiento visual como cirugía ocular a la población de Richard Toll. Fundació Barraquer. Senegal

En Senegal las enfermedades oculares son muy frecuentes y variadas siendo el origen de ceguera irreversible con unas repercusiones socio económicas muy importantes.
Cada año aparecen una gran cantidad de cataratas suplementarias que quedan a la espera de ser operadas, lo que hace de la patología de cataratas un grave problema de salud pública.
Para paliar ésta situación, la Fundació Barraquer ha realizado una misión oftalmológica en 2015. Uno de los objetivos de ésta misión era el diagnóstico de cataratas y la posterior cirugía de los casos más graves en la ciudad de Richard Toll, al norte de Senegal.


RESUMEN NARRATIVO

La salud oftalmológica se encuentra en una situación de abandono en grandes áreas del África subsahariana. Senegal no constituye una excepción. En Richard Toll, ciudad del norte de Senegal con más de 100.000 habitantes no existe un cirujano oftalmólogo en el hospital público.

Por causas climáticas, de alimentación y genéticas, asociadas a la falta de recursos y condiciones higiénicas en las que se desenvuelve la población, las patologías oculares presentan una gran incidencia en la región.
Muchas patologías leves si se tratan a tiempo, evolucionan a falta de tratamiento y acaban degenerando en patologías graves que minan la capacidad visual de los enfermos hasta llegar a la ceguera.P

ara paliar la ausencia de recursos humanos en la zona y la acumulación de carga de enfermedad entre la población debido a los patologías oculares la Fundació Barraquer ha realizado una misión oftalmológica a finales de octubre de 2015.

Fruto de esta misión  centenares de personas han recibido un diagnóstico oftalmológico. Aquellos que lo han requerido han recibido gafas como tratamiento para su patología ocular, otros han sido operados de cataratas y finalmente un grupo más reducido han recibido cirugía de pterigio.

El equipo de la Fundación Barraquer contaba con 3 cirujanos oftalmólogos y dos enfermeras. Todas estas personas tienen experiencia en misiones similares en países en vías de desarrollo.