Fortalecimiento de la capacidad de detección y atención de los enfermos por células falciformes en Madagascar y consolidación de su resiliencia frente a las crisis de salud

El proyecto busca mejorar las capacidades de detección, seguimiento y atención fortaleciendo la descentralización de la atención sanitaria gracias al conocimiento de los beneficiarios sobre su estado de salud


CONTEXTO

Madagascar es uno de los países más pobres del entorno africano, con el 74% de la población viviendo por debajo del umbral de pobreza y el 50% en una situación extremadamente precaria. El 38,5% de la población vive en zonas urbanas. Sólo el 11% de los trabajadores son asalariados mientras que el 89% de ellos trabaja en el sector informal. El 64% de la población tiene menos de 25 años, el 47% tiene menos de 15 años. La esperanza de vida es de 68 años para ambos sexos y la tasa de mortalidad infantil es de 37 bebés por cada mil nacidos vivos. La prevalencia de la drepanocitosis en el país ronda en algunas regiones el 12% de la población, siendo esta cifra una de las más altas en el continente africano.

PROYECTO

Teniendo en cuenta la Covid19 LCDM adaptará sus actividades según el contexto y según las prioridades de atención para la seguridad de los responsables y cuidadores.

La idea es organizar y ejecutar los planes de actividades según la evolución del contexto sanitario y social en Madagascar. Así, se espera que durante el primer semestre se llevará a cabo de forma virtual el 25% de la formación de médicos. El proyecto trabajará en la adquisición de equipos de tratamiento y detección, así como consumibles. Como parte de las actividades programadas, se proporcionará a los médicos de los centros de salud de referencia, tratamientos necesarios para los enfermos de anemia falciforme detectados

De igual manera, se desarrollará una búsqueda activa de casos, para lo cual es de vital importancia el trabajo previo de IEC en las comunidades y poblaciones. Paralelamente se organizarán reuniones de actualización con los Gerentes Regionales, ya sea de forma virtual o bien presencial (según contexto Covid).

A lo largo de la duración del proyecto se realizará un seguimiento de pacientes diagnosticados, de este modo se fortalecerán las bases de datos y de seguimiento a la vez que se mejora el sistema DrepanoMrs.

Por último, se definirán nuevos protocolos epidemiológicos y se pondrán a disposición las fichas técnicas necesarias para el estudio. Además, se organizará la capacitación continua del personal de salud y los agentes comunitarios, se renovarán 6 centros de salud locales se construirá un centro de salud. A nivel comunitario se construirán puntos de agua y letrinas, a fin de mejorar el acceso a agua y saneamiento de calidad.

Objetivos y resultados esperados:

  • Capacitación de 50 técnicos en cribado
  • 4.000 kits de detección rápida y consumibles adecuados disponibles y accesibles en los centros
  • 600 médicos capacitados
  • 250 paramédicos (enfermeras, parteras, cuidadores) y trabajadores comunitarios capacitados
  • 250 transmisores sanos y homocigotos serán objeto de un estudio epidemiológico inicial
  • Las bases de datos se enriquecen y se pueden explotar
  • el 100% de las sucursales beneficiarias del proyecto reciben tratamiento básico y kits de tratamiento de emergencia.
  • Se cubre el 90% de los pacientes con anemia falciforme y transmisores sanos que presentan complicaciones relacionadas con su estado en el estudio realizado
  • se renuevan 6 centros de salud que brindan atención local a los pacientes falciformes y se fortalece su capacidad asistencial

POBLACIÓN BENEFICIARIA

Más de 15.728 beneficiarios directos (pacientes y transmisores sanos, familiares que ayudan en más de 2.440 familias). Médicos públicos privados. Trabajadores comunitarios. Las asociaciones e instituciones colaboradoras del proyecto, la población con acceso a radios, televisores y el público crea conciencia durante campañas masivas de IEC. Un  mínimo 15 centros de salud reciben apoyo.